La influencia del estilo de apego en la vida adulta

| |
familia homosexual de mulleres cunha filla paseando xuntas en bicicleta
imaxe: pexels.com

Sabías que… ¿el estilo de apego que desarrollaste en tu infancia influye en cómo afrontas la crianza en la vida adulta?

Así es, el tipo de apego que establecemos en la infancia con nuestras personas adultas de referencia influye también en cómo nos relacionamos en la edad adulta con las demás personas y por lo tanto también en la relación con nuestros hijos e hijas. Los patrones que conocemos en la infancia tienden a repetirse durante la crianza y esto sucede a menudo sin que nos demos cuenta, por lo que identificar tu estilo de apego puede ser de utilidad para que conozcas desde donde te sintonizas en tus vínculos y en cómo estás afrontando la crianza en el proceso de adopción.

Si tu estilo de apego encaja con un estilo de apego seguro es más probable que sepas leer las necesidades del niño o de la niña. Buscarás vincularte a las demás personas sin presentar demasiada sensibilidad ante el rechazo y probablemente cuentes con buenas dotes de comunicación con las que sabrás cómo expresar con claridad o que sientes y necesitas, ofreciendo estructura y cariño en tus vínculos ¡(también con tus hijos y tus hijas)!

Sin embargo si tu estilo de apego se caracteriza por un alto nivel de ansiedad ante la relación con otras personas que son significativas para ti, puede que estés presentando un apego ansioso o ambivalente por lo que en la crianza es probable que tiendas a magnificar cualquier posible situación de riesgo para tus hijos e hijas, esto puede transmitir la idea de que explorar el mundo es peligroso y que amar implica una alta preocupación y tener que estar pendiente de la otra persona en todo momento.

Por otro lado, si tiendes a evitar la intimidad en los vínculos o evitas afrontar situaciones de posible conflicto y optas por no abrirte a las demás personas ni compartir tus necesidades y sentimientos. Podrías mostrar un estilo de apego evitativo con el cual es más difícil sintonizar con las necesidades psicoemocionales de los niños y de las niñas, y acompañarlos desde la seguridad en los retos del día a día.

Cuando el estilo de apego en una persona adulta es desorganizado va a presentar insensibilidad para leer las necesidades de los hijos o de las hijas, transmitiéndoles la idea contradictoria de que no pueden sobrevivir sin la persona adulta, una figura adulta que necesitan y que a uno mismo les genera miedo. Con este contexto de referencia al crecer, vivirá las relaciones como algo peligroso.

Estos modelos internos que derivan en el estilo de apego, pueden ser modificados por nuevas experiencias relacionales gratificantes y de seguridad por lo que tu estilo de apego puede cambiar hacia un apego seguro lo que a su vez también favorezca adquisición de un apego seguro en tus hijos y tus hijas a lo largo de la crianza.

Programa de Adopcións Especiais,
Fundación Meniños.

Bibliografía:
– Gonzalo, J. L. e Pérez Muga, Ó. (2012). “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo? Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego”. (Bilbao). Editorial Desclée de Brouwer, S.A.
– Gonzalo, J. L. (2015). “Vincúlate. Relaciones reparadoras del vínculo en los niños adoptados y acogidos”. (Bilbao). Editorial Desclée de Brouwer, S.A.
– Rech-Simon, C. e Simon, F. (2010). “Consejos de supervivencia para padres adoptivos”. (Barcelona). Herder Editorial.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *