Acogimiento familiar

imagen: pexels.com

La prioridad de que los niños y niñas se desarrollen en un ambiente familiar es una de las cuestiones de mayor consenso legal, científico y profesional, que han convertido esta opción en la medida de protección priorizada por la ley desde 1987 y reforzada con la última ley de protección integral a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia (LOPIVI 2021).

En las situaciones más graves de deterioro de la capacidad de protección, en las que la recuperación de la familia biológica no es posible, temporalmente o de forma definitiva, debemos fomentar y ayudar a la construcción de la parentalidad social. Nos referimos a una parentalidad aprendida, modelada en la familia y en el entorno social en el que crecemos, que permite que muchos niños y niñas que no tienen la posibilidad de ser criados por sus padres y madres biológicas, puedan ser criados en otro entorno familiar que les proporcione el vínculo de afecto y seguridad que precisan.

Este es el objetivo del acogimiento en familia ajena, cuya finalidad es proporcionar a aquellos niños y niñas que no pueden convivir con su familia de origen y no son susceptibles de adopción, una alternativa de convivencia familiar temporal. De este modo pueden crecer en una familia, en tanto la suya recupera sus condiciones protectoras, o se preparan otras alternativas estables de protección y cuidado, manteniendo el vínculo con su familia de origen.

Buscar un hogar para estos niños y niñas supone el inicio de un proceso en el que el apoyo y la asistencia técnica a las familias acogedoras se convierten en el elemento clave para que el proceso de acogimiento tenga lugar con éxito.

  • Informamos y formamos a todas las personas solicitantes de acogimiento, ayudando a la maduración de su ofrecimiento.
  • Realizamos el proceso de valoración de la adecuación de las personas para el acogimiento, ofreciendo los apoyos necesarios para fortalecer las competencias y capacidades de las familias solicitantes y adecuar sus expectativas a las características y necesidades de los niños y niñas.
  • Capacitamos a las personas para afrontar las necesidades de los niños y niñas en procesos de acogimiento.
  • Creamos un espacio de seguridad, cuidado y acompañamiento para ayudar a los niños y niñas a conocer e integrar su historia de vida y a preparase para el acogimiento, resolviendo sus dudas y cuidando su estado emocional.
  • Acompañamos a todo el núcleo familiar para hacer frente a los retos y exigencias del proceso.